El poder de la ternura

el poder de la ternura

Un acontecimiento muy particular me sucedió el otro día cuando intentaba decirle adiós a la luz de la vigilia para entregarme confiadamente al sueño. Creo en definitiva, dado el característico caso que me ocupa, que hay un punto exacto, casi imperceptible, antes de caer de lleno en este evento natural, llamado sueño, donde nuestra naturaleza emocional se siente traicionada y se vuelve inquieta hacía nosotros para traernos un vital recordatorio.

Estando arrellanado en el sillón sin grandes motivos para seguir despierto y esperando a que el cansancio del día terminase de hacer su obra en mí, me obligué a pensar en voz alta, lo siguiente, dados los minutos insomnes que veía pasar frente a mis ojos sin que estos se rindieran.

No siento nada, veo un repentino amanecer digno de admirarse y todo permanece igual en mi interior. Veo las lágrimas desbordadas de un ser humano caído en desgracia y me da lo mismo ¡Soy inconmovible como un héroe de verdad! – así iba agotando de manera triunfante todas y cada una de las posibilidades de una larga lista que se me daba a considerar. Pero, en medio de mi patético arrebato, llegaron hasta mí unas suaves palabras, de alguien que me hablaba a media voz, con sentimental cariño.

Entonces usted no siente nada por los demás – dijo quedamente.

¡He! ¿Cómo? – Repliqué, girando mi cuello en todas direcciones como para poder dar con la autora de aquella inoportuna intervención.

Entonces si ve una pequeña criatura, digamos, una niña, que no puede valerse por si misma, necesitada de su ayuda, a usted no le inspira nada, le viene a dar exactamente igual dejarla sola – suspiró, luego añadió – ¿entonces, si usted ve un insólito atardecer no hace nada por atrapar las hermosas imágenes que imprime en su alma para enriquecer el arte de su lenguaje que busca ayuda para renacer?

Entonces…

– ¡Basta! – alce la voz, luego arrepentido retomé el dialogo – vamos, claro que siento pero no me comprometo con lo sublime porque puedo caer en su inesperado encanto, sabes… su trato después de un tiempo puede volverse pesado para un mortal como lo soy yo  –

¿Pesado? ¿Entonces usted es un prófugo de los buenos sentimientos que mantienen en buen estado la salud del alma, verdad?

No… lo que he querido decir es que, un noble sentimiento puede dejar indefenso a mi pobre espíritu hasta debilitarlo y hacerlo participe de las virtudes –

– ¿Entonces, usted encuentra más regocijo en la maldad? Ya veo, usted no conoce la ternura – reclamó, un poco decepcionada, como si no le quedasen más ganas de preguntar.

¿La ternura?… – pregunté, asombrado, luego continúe – Sabes… dicen que habita en este planeta lleno de oscuridad, pero yo no la veo por ninguna parte, siempre me esconde su rostro.

– ¿Tu sabes adonde se ha ido? Porque estoy seguro que más de alguna vez me crucé con ella en mi juventud o sabes… ¿si algo o alguien a tomado su lugar? – Dije con el gran deseo de que esta conversación llegase a alguna parte con bien.

La ternura – dijo – aún vive, su naturaleza tímida y reservada siente celos y se aleja de aquellos que han puesto su corazón en las cosas pasajeras que envilecen el alma  –

Tendido como estaba en mi cama, desperté, de golpe, al sentir correr una lágrima sobre mi mejilla. Todo ha ocurrido tan milagrosamente, tal como si yo hubiese estado bajo tierra durmiendo el sueño sombrío de los que ya no despertarán jamás ni darán frutos de paz. Pero la luz se ha abierto paso para arrancarme de aquella oscura morada en donde habitaba yo junto con la tenebrosidad de mis palabras.

 

Esta entrada fue publicada en literatura y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El poder de la ternura

  1. margaritamedgut dijo:

    Muy bonito.

    Le gusta a 1 persona

  2. What has the picture mean

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s